Imprimir
Categoría: Serie Nutrición y COVID 19, una mirada estudiantil

Christian Brenes Alvarado

NU-2005 Introducción al Campo Profesional de la Nutrición de la Escuela de Nutrición

I semestre 2020

 

Durante varios años se ha estudiado la relación que existe entre la alimentación y el funcionamiento del sistema inmunológico, observando así el efecto que tienen los nutrientes y otras sustancias proporcionadas por los alimentos en las defensas contra diversas enfermedades ocasionadas por virus, bacterias, parásitos, entre otros microorganismos patógenos. Actualmente el mundo vive una situación sanitaria complicada ocasionada por la pandemia del COVID-19, debido a esto muchas son las personas que buscan formas para mejorar el funcionamiento de su sistema inmune, y estar mejor preparados ante una posible infección del virus. Una de esas formas que resalta, entre las demás, es la adecuada nutrición.

 

Ya lo decía Hipócrates hace más de dos mil años atrás “Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento”. Se puede ver cómo desde la antigüedad el ser humano ha reconocido que los alimentos que ingiere tienen un efecto directo sobre su salud y bienestar, y aunque quizás en aquellas épocas no se tenía un conocimiento certero de cómo influía lo que se ingiere sobre la salud, poco a poco esta necesidad por conocer el efecto de los alimentos y su potencial para prevenir o incluso sanar enfermedades llevó a la humanidad a investigar más y más sobre ello. Gracias a esta búsqueda permanente de conocimiento sobre la nutrición es que se conoce que ésta influye directamente sobre el estado de salud, y existe evidencia científica de la relación entre nutrición e inmunología.

 

El sistema inmunológico ayuda a defender al cuerpo contra infecciones ocasionadas por agentes patógenos; es como un escudo protector que se ve fortalecido con una alimentación de calidad. En la situación actual que vive el mundo debido a la pandemia por COVID-19 se ha visto reflejada una gran problemática a nivel de salud poblacional relacionada con la malnutrición. Tanto una persona que sufre de obesidad (Santos, 2020), como una persona que sufre de desnutrición (COSONUME & CALINU, 2020), puede verse más vulnerable ante cualquier enfermedad infecciosa debido a que su sistema inmunitario no está en las condiciones necesarias para hacerle frente y atacar los microorganismos patógenos. Como consecuencia, las personas que presentan estos padecimientos de salud relacionados a una incorrecta nutrición son más vulnerables al COVID-19, pudiendo así presentar un cuadro más severo de esta enfermedad, lo que podría causarles eventualmente la muerte.

 

Dado lo anterior, se requiere mayor información oportuna y pertinente en relación con el papel que tiene una alimentación saludable y balanceada en la salud de las personas, y en este caso haciendo hincapié en la salud inmunológica como nuestra defensa ante la infección respiratoria causada por el SARS-COV-2.

 

Una alimentación con la ingesta de antioxidantes presentes en alimentos naturales y saludables puede contribuir a un correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunológico (ISIN, 2020); por lo que el basar la alimentación en alimentos naturales, poco procesados, ricos en micronutrientes y en porciones adecuadas a cada persona promueven una gran ventaja frente a las infecciones causadas por diversos microorganismos patógenos.

 

Lamentablemente hay empresas de suplementos alimenticios que hacen un marketing sensacionalista con parte de esta información, ofreciendo sus productos (ya sean multivitaminicos, vitaminas aisladas, o extractos de plantas u otros alimentos considerados nutritivos) con la mentira oculta de que al tomar dicho producto la persona estará potenciando su sistema inmune, y esto ocasiona un falso sentimiento de seguridad en quienes toman estos suplementos, ya que creen que una pastilla puede tener el mismo efecto que el seguimiento de una alimentación nutritiva y balanceada. Se trata de pensar que sin cambiar ninguno de sus malos hábitos alimentarios, con la ingesta de un solo medicamento tendrán una buena salud.


Para evitar caer en desinformación, es necesario contar con la asesoría profesional por parte de un Nutricionista, quien oriente y brinde guía a la persona sobre una alimentación adecuada, haciendo los ajustes requeridos según su condición de salud, y con un aprovechamiento máximo de los alimentos nutritivos disponibles. El profesional en Nutrición orienta a la persona sobre cómo llevar una alimentación sana y balanceada, como parte de un estilo de vida saludable, que contribuye con su bienestar y calidad de vida.


Ensayo elaborado como requisito del curso NU-2005 Introducción al Campo Profesional de la Nutrición de la Escuela de Nutrición, I semestre 2020. Revisión y edición por la Msc. Patricia Sedó Masís, docente.