Antes de los periodos de exámenes es común pensar en el temario, los resúmenes, lecturas, apuntes y demás herramientas para lograr adquirir una nota satisfactoria. Pero en pocas ocasiones incluimos dentro de la ecuación el papel que juega la dieta en estos momentos.