Los desastres naturales como las sequías, inundaciones, terremotos, incendios forestales, entre otros; son situaciones que se pueden presentar en cualquier momento y repercutir negativamente tanto en el medio ambiente como en la salud y la alimentación de las personas afectadas, la UNICEF reconoce los niños pequeños (Menores de 4 años), mujeres embarazadas y lactantes dentro de las poblaciones más vulnerables, además de estos las personas adultas mayores y enfermas se incluyen en esta categoría.

¿Alguna vez ha escuchado usted acerca de la tríada de la atleta? Sitúese por un momento en la imagen y enfoque su mirada en el triángulo superior. Esta visión nos enseña el ideal de toda mujer, tener una disponibilidad energética adecuada, una salud óptima de sus huesos, y un período menstrual regular.

¿Qué tan biodisponibles son los antioxidantes que ingerimos en las frutas y vegetales?

Durante el proceso de masticación se extraen algunos compuestos fenólicos de los alimentos, por ejemplo, de las frutas; otra parte de ellos se desprende en el tracto gastrointestinal, proceso que ocurre por solubilización o por acción de las enzimas. Sin embargo, no todos los compuestos fenólicos atraviesan la pared intestinal o son absorbidos. Algunos son degradados por microorganismos presentes en el colon, y gran parte de ellos son excretados por la orina.

La aparición de esta enfermedad se ha visto relacionada al exceso en el consumo de alimentos, principalmente carnes, así como de bebidas alcohólicas. Esto sumado a otras complicaciones como la obesidad y enfermedades crónicas, juega un papel importante sobre la salud de las personas. Por eso, una adecuada alimentación es indispensable en el tratamiento de estas enfermedades.

¿Qué es un antioxidante?

Son sustancias presentes en algunos alimentos, principalmente en frutas y vegetales, las cuales inhiben el proceso oxidativo de las células generado por los radicales libres.  Básicamente son vitaminas y compuestos fenólicos (pigmentos naturales que otorgan los colores amarillo, verde, blanco, rojo y azul característico de ciertas frutas, plantas, semillas y flores).

No todas las frutas y/o vegetales tienen la misma capacidad antioxidante, ya que ésta se ve afectada por factores como el tipo de antioxidante(s) presente(s), el suelo, el clima, las condiciones del cultivo, de almacenamiento, procesamiento y comercialización. Ciertos estudios han evidenciado una mayor capacidad antioxidante en alimentos con una gama de color del rojo al vino tinto.